Descubre desde dentro una auténtica Villa de Navajas

La Casa 

 

A la entrada de Navajas, ya en el casco urbano de este pequeño pueblo de montaña, se encuentra Villa Pilar, una antigua casa unifamiliar construida en 1910 y rehabilitada en 1948. Como otras villas señoriales que hacen singular al pueblo, fue residencia de veraneo para la burguesía valenciana de principios de siglo XX. En medio de un jardín frondoso de más de 1.700 m2, el edificio de Villa Pilar se alza con su elegante arquitectura de muros gruesos y techos altos, con líneas clásicas en su fachada y minuciosos detalles constructivos que recuerdan al art nouveau.


Por su interés histórico y artístico, el inmueble está catalogado en el PGOU de Navajas como vivienda protegida. Así, velamos siempre por mantener la esencia y el estilo originales de la casa, tanto en su estructura como en su decoración. Las estancias están amuebladas conservando en gran medida el mobiliario original de la antigua familia propietaria, y los techos, puertas y ventanas, han sido restaurados para que vuelvan a lucir como lo hicieron en su momento.


Por todo esto, hemos querido rehabilitar el lugar como Casa Rural, abriendo la villa al público para que todo aquel que lo desee pueda pasar unos días en medio de la naturaleza, como antiguamente lo hicieron las familias que veraneaban en la zona. Así podremos devolverle a la casa su vida original, a la vez que adaptarla a los nuevos tiempos y sus nuevas prácticas.

 
 
 

¿Por qué venir a Villa Pilar?

Visitar Villa Pilar es viajar a la época de la Belle Époque, cuando Navajas fue la segunda residencia de familias burguesas de la zona del Levante. Este es un alojamiento excepcional, tanto por su entorno como por su historia, pues es la única villa señorial del pueblo y alrededores que ha sido reconvertida en Casa Rural oficial.


En Villa Pilar disponemos de 5 habitaciones dobles, un lavabo completo, y un amplio comedor, contando toda la casa con calefacción. Los huéspedes comparten las estancias comunes - lavabo y comedor - como antiguamente lo hicieron las familias que la habitaron. Además, el jardín es un rico ecosistema, con pájaros de infinidad de especies, ardillas, pinos, cipreses, palmeras, bambú, árboles frutales, y un cedro centenario que preside la entrada. De nuestro huerto ecológico extraemos gran parte de las frutas y verduras que empleamos en la elaboración de los desayunos, servidos cada mañana en el comedor de la casa. También disponemos de un paellero exterior donde los huéspedes pueden realizar sus propias brasas a la hora de la comida, disfrutando de la experiencia de cocinar con leña al aire libre.


Para mantener siempre viva la casa, organizamos actividades y veladas a menudo: talleres, excursiones, juegos, conciertos, teatro… Incluso los propios huéspedes de Villa Pilar pueden organizar actividades propias, ya que en el jardín o en el comedor disponemos de espacio suficiente para adaptarlo a todo tipo de eventos. Igualmente, la casa es perfecta para venir con los más pequeños, pues el recinto cuenta con piscina infantil y amplios jardines para jugar y correr. Además, se puede solicitar cuna, cama supletoria, o habitación infantil.


Pero sobre todo, en Villa Pilar se encuentra descanso y desconexión de la rutina urbana, ya sea relajándose en el jardín, como explorando los ricos parajes de Navajas, o conociendo sus calles y a su gente.


Dónde estamos

Calle Valencia 14, 12470, Navajas (Castellón) 

*A 45 minutos en coche desde Valencia o Castellón